Liga Galvense: Barrio Oeste ganó a los penales y se “trepó” a la final

Tras igualar 1 a 1 en el partido de vuelta en el predio del Jorge Newbery -habían empatado 0 a 0 en el reducto naranja-, Barrio Oeste se impuso por disparos desde el punto penal y es finalista del Torneo “Delmiro Balbi”, debiendo enfrentar a Unión de Bernardo de Irigoyen para conocer al campeón del año. Unión, en tanto, venció por 2 a 0 a La Pepita -ya lo había hecho en su visita  a Coronda por 1 a 0- y pasó a la instancia final sin sobresaltos.

En Gálvez, el Sporting se puso en ventaja con gol de tiro libre de Ricardo Aguiar cuando promediaba el primer tiempo, pero de inmediato igualó Santa Cruz con una gran jugada dentro del área definiendo cruzado sobre la salida de Germán “Colorado” Gavatorta.

El segundo tiempo tuvo momentos interesantes, de ida y vuelta, pero no se pudieron sacar ventajas y llegó el momento de los penales. Para esa instancia había ingresado Hernán Colombotto, que fue el responsable de ejecutar el último disparo, y Ruddy Martínez se “vistió de héroe” deteniendo tres penales -a pesar de que le atajaran el suyo-.

El primero en ejecutar y convertir fue Santa Cruz para el equipo naranja, luego igualó Aguiar. Gavatorta contuvo el disparo de Martínez, que a continuación atajó el de Bianco con la ayuda del poste. Zebrabsky tiró el suyo por encima del travesaño, y Martínez volvió a detener el de Bagilet. “Monona” Mansilla convirtió su penal, pero el de “Tibu” Fernández fue atajado nuevamente por Martínez. Y Colombotto tuvo la responsabilidad de ejecutar el último penal de la serie de seis para desahogar el grito contenido de la familia naranja.

“Todo nos costó mucho, jugamos con un gran candidato y estamos en una final… Es increíble”, fueron las palabras emocionadas del DT Jorge Ceriotti tras finalizar el partido, marcando su próximo paso: “Vamos a dar pelea en la final”.

Hernán Colombotto, el jugador de mayor experiencia en el plantel, precisó que “éste era el objetivo que nos planteamos en febrero. Gracias a Dios y a este grupo que tiene una personalidad impresionante que nos puso en la final…”.

El arquero Ruddy Martínez reconoció: “Les dije a mis compañeros que iba a tapar tres penales y lo pude hacer. Queríamos llegar a esta instancia, nadie daba nada por nosotros, pero nos fuimos convenciendo y hoy estamos en la final”.

Así las cosas, el próximo encuentro del Naranja será con Unión D.C. el próximo domingo.

 

 

POSIBLEMENTE LE GUSTARA TAMBIÉN