“El Mago” Capria en Gálvez: “Lo importante es que los chicos disfruten y no con la obligación de jugar porque el papá no jugó”

Este miércoles, Vecinal Florida se llenó de fútbol… A través de gestiones realizadas por la diputada nacional Gisela Scaglia y el equipo de “CAMBIEMOS” Gálvez, se desarrolló en Gálvez la propuesta “Campus con tu ídolo”, donde referentes del deporte de nuestro país, viajan al interior llevando su experiencia a grandes y chicos.

A nuestra ciudad llegaron el “Mago” Rubén Capria, ex jugador de Racing Club, y “el profe” Gerardo Salorio, ex preparador físico de la Selección mayor y ganador junto a la selección sub 20, de cinco mundiales en esa categoría. “Obviamente que primero estuvimos charlando, con los nenes y los papás… La idea del programa tiene que ver con los valores del deporte, y a medida que vas conviviendo, vas tratando de darle argumentos técnicos y futbolísticos para que se encanten con los procesos de aprendizaje, y después también vamos a hablar con los papás de lo que, a nuestro parecer, debe ser la parte educativa del deporte. El fútbol tiene niveles de intolerancia ya desde chiquitos, que debemos tratar de contener, y debemos ayudarlos a crecer”, destacó Capria sobre la actividad que realizaron en las instalaciones de la vecinal: “Nuestros valores tienen que ver con los valores del deporte, pero son valores humanos para que vayamos educando a buenas personas”.

Consultado sobre el juego y la competencia, entendió que “van de la mano, porque la competencia es inherente al ser humano, y lo que hay que hacer es no sobredimensionarla. Los chicos no pueden perder el placer de hacer el deporte que hagan… En el programa son ocho disciplinas y todas tienen su encanto: lo importante es que ellos disfruten y no con la obligación de que juegue porque el papá no jugó”.

“El deporte -continuó- te lleva a una forma de vida que te aleja un montón de cosas peligrosas, los chicos están siempre expuestos a un montón de situaciones muy cercanas, y el hábito del deporte no sólo te desarrolla la parte física, mental, cognitiva, sino que te aleja de hábitos peligrosos”.

Luego, consultado sobre esta propuesta de viajar al interior, la calificó como “buenísima… Nosotros hablamos de ir al interior del interior, me parece mucho más valioso caer en lugar alejados de las capitales. Yo soy de una ciudad chiquita del interior de la provincia de Buenos Aires, y cuando yo tenía cuatro años, fueron a jugar un montón de futbolistas profesionales y yo hoy me lo acuerdo, entonces, en honor a la visita que yo sentí, me da la sensación que pasa lo mismo y eso es inolvidable”.

Como también es inolvidable su paso por el Racing Club, porque si bien vistió otras camisetas, “el mago” Capria (al que le dicen así por un amigo que le decía ‘Magoo’ y después se lo relacionó “porque hacía las cosas bien en el fútbol”) es todo un referente de la Academia: “Son vivencias muy intensas que tenemos los jugadores de fútbol… Cuando juegan los chiquitos, me lleva mucho a mi historia personal y al haber conseguido entrar a enormes estadios, repletos de gente, es una alegría incomparable. Y Racing, es un muy buen club para jugar”.

 

Salorio: “Que nos digan que se divirtieron, es nuestro mejor premio”

“Ideamos algo muy sencillo”, dijo el reconocido profesor Gerardo Salorio sobre la experiencia vivida con los chicos en Vecinal Florida, “porque es complicado trabajar cuando no nos conocen y no los conocemos… Entonces se preparó una entrada en calor de juegos y luego se armó un circuito con la dinámica que pasen por todos los elementos, haciendo recepción, pegada al arco, cabezazos…”. “Rubén va explicando la técnica -añadió- y luego ellos hacen lo que pueden. Lo importante es que nosotros le habíamos dicho que le íbamos a hacer una pregunta al final, y cuando les preguntamos si se divirtieron, todos dijeron “siiiií”, así que ahí ya nos llevamos nuestro premio, que fue sacarles la sonrisa a 36 chicos”.

Finalmente, dejó un mensaje a los papás: “Hay que decirles que ya vivieron su vida. Si quieren un campeón, que se empiecen a entrenar ellos (risas), porque los chicos tienen que jugar, que disfrutar…”.

 

 

 

POSIBLEMENTE LE GUSTARA TAMBIÉN