Montenegro: “Como deportista profesional de años, lo que hago es contar las cosas buenas y las malas”

El deporte como factor humano” es el nombre de la charla que desde hace cuatro años Hernán “el Loco” Montenegro brinda a lo largo y ancho de todo el país donde expone “lo positivo y negativo” de su carrera en el básquet nacional e internacional.

Esas experiencias las reflejó en Gálvez el pasado sábado, en el cierre de la jornada tras correrse la Primera Maratón Azul. “Estoy contento de volver porque hacía muchos años que no venía, muy agradecido con el club, y cuando uno llega a lugares así es imposible pasarla mal porque la gente es increíble, por su trato y respeto, por todo…”.

En sus memorias de Santa Paula está “uno de los peores recuerdos de mi vida, porque perdimos un partido increíble… Estábamos primeros con Estudiantes de Bahía Blanca y Santa Paula estaba último, para nosotros era un trámite y ese trámite nunca sucedió, nos pegaron una paliza infernal. En este caso la anécdota es que la humildad puede a la soberbia. Vinimos acá subestimando, y de alguna forma nos fuimos llorando”.

Pero aquel fin de semana hubo otras anécdotas que quedaron en el recuerdo de Montenegro: “Esa fue una noche especial, hubo una tormenta increíble, se cortó la luz y se tuvo que jugar al otro día a las 9 de la mañana. Y esa noche que se suspendió estábamos todos despabilados, y yo digo siempre que cuando estas al p… y despabilado el tema es jodido, y empezamos a pavear con unos sifones mientras cenábamos y terminamos en una batalla de barro frente al hotel… El dueño del hotel nos dijo ´todo bien, muchachos, pero ahora limpien´, así que terminamos de limpiar el hotel a las cinco de la mañana”.

Sobre su charla, dijo que “va creciendo, y por suerte cada vez más los clubes, las empresas y los gobiernos entienden que éste es un aporte que hace un deportista profesional de muchos años: lo que hago es interactuar con la gente contando las cosas buenas y las malas porque en definitiva tengo mi verdad, no la verdad absoluta“.

También se refirió al básquet de nuestro país, apuntando que “lo veo bien, hay un recambio generacional lógico, después de la Generación Dorada que marcó una vara muy alta, pero creo que los chicos que tomaron la posta en este momento han sacado lo mejor que nos ha dejado la Generación Dorada. Es una etapa nueva que hay que acompañar, seguirla, sin apretar el botón de pánico, porque no siempre se puede salir campeón olímpico”. Al mismo tiempo, sostuvo que es fundamental que los integrantes de la Generación Dorada sigan relacionados con el básquet transfiriendo su experiencia: “Creo que el peor error de este país siempre es que en cualquier orden de la vida o del deporte, lo primero que se hace es desvincular a esa gente y ahí es donde perdemos lo más rico… Ahí está la sapiencia de lo que se vivió y lo peor que puede pasar es que se abran, desaparezcan o se vayan en distintos órdenes de la vida”.

 

 

POSIBLEMENTE LE GUSTARA TAMBIÉN