Final de la ABOS: lamentable “asalto” en San Vicente

(Foto gentileza BásquetPasión).-

(Foto gentileza BásquetPasión).-

(Por José “Peco” Perren Canclini).- En el deporte, pasa como en la vida diaria que cada uno enfrenta a cada instante: a veces ganamos, y otras tantas veces nos toca saborear el trago amargo de la derrota. Y, en el básquet pasa constantemente esa dualidad, de sentirnos los mejores por haber alcanzado el éxito del resultado deseado, o la frustración de caer vencidos por nuestro adversario de turno. Y, esa sensación amarga es la que siento por estos momentos, no por el justo y merecido triunfo de Brown de San Vicente sobre Ceci por 96 a 76, en el marco del partido revancha de la final 2015, de la liga del básquet del Oeste Santafesino.

El gran dolor no está en la derrota propiamente dicha, sino en la forma grosera y sin pudor alguno, en la que el nefasto trío de jueces colaboraron y mucho para que el equipo de Sergio Britos, logre forzar a un tercer partido, el próximo fin de semana en Gálvez. No dejo de reconocer los errores lógicos que el amarillo tuvo durante el partido, que fueron un obstáculo determinante al igual que los fallos arbitrales, impidiendo a Ceci ser campeón en San Vicente.

El trámite general del cotejo, fue dentro de todo equilibrado en gran parte del encuentro. Los parciales favorables a Brown, de 23 a 22 en el primer cuarto, y, de 45 a 43 del final del primer tiempo, dan muestra de la gran paridad que reinó en buena parte del duelo entre verdes y amarillos.

Al comienzo del tercer cuarto, se vio muy cerca la obtención del título, ya que el conjunto de Righi se alejó en el marcador por 60 a 52, pero esa cercanía al campeonato le duró poco al Ceci Basket Ball Club, debido a que Brown aplicó una racha favorable de 20 a 0, para imponerse parcialmente por 72 a 60, y que culminaría con un 76 a 64 a su favor al cabo del tercer cuarto.

Ya en los 10 finales, no hubo más equivalencias entre ambos conjuntos, y, sólo sirvió para que los de Britos se impongan a Ceci con un exagerado 96 a 76, para igualar la serie final, y prolongar el suspenso una semana más.

POSIBLEMENTE LE GUSTARA TAMBIÉN