Box: San Carlos tuvo una noche de “Maravilla”

(POR EZEQUIEL TANTERA, para GálvezHOY).-

Con la presencia de Sergio “Maravilla” Martínez, la vecina localidad del departamento Las Colonias, fue testigo de un gran evento.

Así como Rosario siempre estuvo cerca, para Fito Paez; lo mismo sucedió con L’ Etoile para con más de una generación durante los 90’, los 2000 y más. Sin embargo, la cita no fue para ir a disfrutar de la buena música, la noche, los tragos, o la presencia de un grupo contemporáneo. Al mejor estilo de las grandes capitales, el mítico boliche bailable se transformó en el escenario ideal para una velada boxística.

Planeada con mucha antelación, con un trabajo soberbio de toda la gente del San Carlos Box, y bajo la batuta del promotor Luis Almirón, se llevó a cabo un gran festival de boxeo. Cinco fueron los combates de aficionados; mientras que el fondo profesional tuvo como protagonistas a las púgiles femeninas Elizabeth Britos y Romina Gorosito, siendo la primera nombrada la ganadora.

La representante del Bustos Box, del galvense Juan Carlos Bustos, no sólo vio como el árbitro Ariel Morúa, la coronaba como vencedora, sino que además se llevó la Copa MARAVILLA MARTÍNEZ, que se encontraba en disputa. Lamentablemente, para los oriundos de nuestra ciudad, no pudimos ver en acción a Iván Marcelo “Chelo” Taberna, quien hubiera oficiado de fondista, ya que su rival se bajó del evento en la mañana del jueves.

Más allá de todo lo reflejado respecto de la crónica deportiva, lo destacable, sin lugar a dudas, fue la presencia del ex campeón mundial de peso mediano, Sergio Gabriel Martínez. “MARAVILLA” arribó al lugar promediando el evento, y fue blanco del afecto de todos los concurrentes. Una y mil fotos, abrazos, muestras de gratitud y la humildad de los grandes, resumieron su estadía.

Sencillo como pocos, siempre atento a los pedidos de los fanáticos, el ex boxeador contribuyó para que la jornada sea casi perfecta. Quien aquí escribe, no tiene más que elogios para con la organización y para con el propio Martínez, que accedió gentilmente a la fotografía y a una dedicatoria personal de su libro “Corazón de Rey”.

Pasaran los años, y lo vivido el 10 de febrero de 2017, quedará para siempre en el recuerdo de los que asistieron a L´Etoile. Como en los 90’, como en los 2000, el boliche sancarlino se dio el gusto de regalar otra noche maravillosa.

POSIBLEMENTE LE GUSTARA TAMBIÉN